Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 29 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Murió el Arzobispo Desmond Tutu. Tenía 90 años de edad.

Premio Nobel de la Paz. Ícono de la lucha contra la segregación racial.

El arzobispo y Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, símbolo de la lucha contra el Apartheid en Sudáfrica, murió a los 90 años después de haber pasado un mes internado por una infección.

«El fallecimiento del arzobispo emérito Desmond Tutu es otro capítulo de duelo para nuestra nación que despide a una generación de sudafricanos excepcionales que nos legaron un país liberado», afirmó el presidente Cyril Ramaphosa en un comunicado.

Según indicó, su fallecimiento fue «pacífico» y se dio en el geriátrico de Ciudad del Cabo en el que se encontraba alojado.

Tutu se formó como profesor y, tras estudiar Teología, fue ordenado pastor anglicano en la década de 1960. En 1977 fue nombrado obispo de Lesoto y, un año después, fue designado secretario general del Consejo de Iglesias Sudafricano.

En esa época, manifestó abiertamente su apoyo al movimiento de la Conciencia Negra y se convirtió en un activista en contra del Apartheid, sistema político y social basado en la segregación por motivos de discriminación.

Durante las décadas de 1980 y 1990, Tutu fue un símbolo inspirador para una nación que padecía la guerra civil y estaba en estado de sitio para contener las protestas de la mayoría negra.

En 1984 recibió el Premio Nobel de la Paz, y tras la llegada de la democracia en 1994, y la elección de su amigo Nelson Mandela como presidente, el arzobispo presidió la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Un año después de haberse jubilado como líder de la Iglesia Anglicana sudafricana se le diagnosticó un cáncer de próstata y empezó a recibir tratamiento, pero sufrió varias recaídas y comenzó a hablar en público en menos ocasiones.

Fue una de las primeras figuras de su país en vacunarse contra el coronavirus en 2021 y votó en las elecciones municipales del pasado 1 de noviembre.

La Fundación Mandela calificó su partida como una «pérdida inconmensurable», y comunicó que «para tantas personas en Sudáfrica y en el mundo entero, su vida fue una bendición».

SEGUIR LEYENDO.