Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Remes Lenicov. “Ese planteo de dolarizar me molesta un poco porque se cree que muchos problemas complejos los resuelven con una medida”.

“No hay magia… a los temas complejos le caben propuestas que son complejas”.

Jorge Remes Lenicov, ministro de economía en el 2002 que concretó la salida de la convertibilidad se refirió al contexto inflacionario actual explicando su experiencia con la crisis del 2001 que heredó como funcionario a cargo de estabilizar la situación económica del país.

Fue en entrevista con Martín Kanenguiser para Infobae tras la publicación de su libro “115 días para desarmar la bomba”. Explicó por qué no cree en la dolarización como solución “mágica” y los motivos por los que cree que habrá flexibilidad del FMI para nuevos acuerdos.

“Yo sigo estando, junto con el equipo que formamos, conformes con lo que hicimos (en el 2002) porque la situación era terriblemente complicada y había que tomar todas las medidas a la vez”.

“Nosotros ya teníamos un programa elaborado, porque lo habíamos preparado para la campaña de 1999 para salir de la convertibilidad y renegociar la deuda, pero perdimos las elecciones”.

“En 60 días, devaluamos, pesificamos ordenamos el déficit fiscal y la situación monetaria y tuvo que rearmarse el corralito y ponerse los derechos de exportación”.

“El acuerdo entre Eduardo Duhalde y Raúl Alfonsín era para salir de la convertibilidad, no para tomar otras medidas con las cuales yo podía estar de acuerdo, pero no era el momento para hacer reformas estructurales”.

“En aquella oportunidad también había dos extremos: unos que decían que había que dolarizar y otros que decían que había que emitir para aumentar los salarios y que no importaba el déficit fiscal”.

“Romper con los organismos internacionales y controlar precios y todo eso hubiera llevado una hecatombe”.

“Si bien en abril del 2002 tuvimos una inflación elevada, luego en el último trimestre fue solo del 3% anual y cuando asume Néstor Kirchner el país crecía al 8%. De modo que los resultados fueron buenos”.

“Si uno dolariza y pierde la política monetaria y la política cambiaria queda a expensas de cómo funciona el dólar, que a su vez depende de la productividad de Estados Unidos y de las decisiones geopolíticas que toma”.

“Por otra parte, para hacerlo se necesitaría financiamiento de 40 a 50 mil millones de dólares, algo que no existe”.

“Dolarizar no resuelve los problemas de la economía, ni el déficit fiscal ni la situación real por la cual atraviesan ni las familias ni las empresas”.

“Ese planteo de dolarizar me molesta un poco porque se cree que muchos a problemas complejos los resuelven con una medida y eso pareciera ser que es mágico”.

“No hay magia… a los temas complejos le caben propuestas que son complejas”.

“Nosotros teníamos problemas que ahora no existen y ahora hay problemas que antes no estaban. Nosotros dejamos libre el tipo de cambio porque no teníamos reservas para sostenerlo”.

“Si no hubiera habido un acuerdo entre Duhalde y Alfonsín no se hubiera podido salir ordenadamente de la convertibilidad, porque ese acuerdo permitió tener mayorías en el Congreso”.

“Ambos partidos en su estructura se han debilitado mucho y han aparecido dos nuevas fuerzas; una por la oposición que encarnada por Mauricio Macri y Cambiemos y la otra por el kirchnerismo que ha cooptado lo que quedaba del peronismo”.

“Los partidos políticos tal como deberían ser y como los hemos conocido en alguna época perdieron la capacidad de discusión interna”.

“El dólar oficial está atrasado y las tarifas también; entonces es probable que haya una etapa de igual o mayor inflación”.

“En este contexto, las anclas en ese proceso para evitar la híper son la política monetaria y la política fiscal, manteniendo los planes sociales que en estas circunstancias no se pueden tocar, pero es un equilibrio muy difícil”.

“El FMI le negó apoyo a Duhalde y luego fue duro con Néstor Kirchner. Ahora se lo acusa de lo contrario: de ser demasiado blando. ¿Cuán relevante es el respaldo del FMI para un programa de estabilización?”.

“Ha cambiado la situación geopolítica, porque está China”.

“Estados Unidos no va a permitir que un país importante en su estructura como es Argentina se vaya con China porque el FMI no le dio el apoyo”.

El FMI perdió centralidad, porque el circuito financiero creció tanto que el dinero que tiene el Fondo es menor frente a la masa financiera que hay en el mundo; 40 mil millones es muy poca plata”.

“Creo que debería haber posibilidades de llegar a un acuerdo. Pero es más importante que el gobierno que asuma tenga un programa que sea aceptado por la coalición gobernante y que todos militen detrás de ese programa”.

SEGUIR LEYENDO…

Seguir leyendo