Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Rompió los vidrios del patrullero a patadas. Antes chocó su auto con un poste de luz.

Quiso tirarse por la ventanilla. La pareja comentó que habían bebido.

Un hombre que había chocado su auto contra un poste de luz en el barrio porteño de Agronomía se resistió descender del vehículo y forcejeó a los golpes con efectivos policiales.

Se necesitaron al menos 4 policias para poder reducirlo al resistirse por no contar con los respectivos papeles del vehículo para circular.

Sucedió en el cruce de avenida San Martín y su cruce con Mariscal Francisco Solano López cuando un Renault Megane, colicionó contra un poste de luz por causas que se tratan de establecer.

Al arribar personal policial y al solicitarle al conductor el seguro y la cédula que no poseía, comenzó a violentarse y se subíó al vehiculo negandose a descender.

La situación duró cerca de una hora en la que el individuo se resistia a bajar hasta que lo lograron extraer del vehículo y entre varios efectivos lograron reducirlo ante los gritos de su pareja.

Aún esposado, el hombre identificado como Cristian seguia resistiendose a ser detenido y al ser introducido en el parullero comezó a romperlo a patadas desde el interior e intentó arrojarse por la ventanilla que logró romper con el auto ya en movimiento.

La mujer aseguró a TN que habían salido de un boliche y que no negaba que habian tomado alcohol, pero que no estaban tan mal como para que digan que estaban alcoholizados.

Tambien dijo que los policías se burlaron de ellos dciendoles que era «un gil por haber chocado».

Finalmente el conductor fue trasladado en otro patrullero una sede policial. y fue imputado por atentado y resistencia a la autoridad y daños.

SEGUIR LEYENDO…