Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 7 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Policiales

María Marta García Belsunce. «Nunca tuve una discusión con María Marta. Nunca tuve un diálogo, no la conocía», declaró Pachelo.

«Acá se sienta gente a decir barbaridades pero ninguno dice yo lo presencié yo fui testigo».

Nicolás Pachelo, principal imputado en el crimen de María Marta García Belsunce, negó tener relación con el homicidio, al declarar por primera vez en el juicio en el que está acusado como coautor del crimen junto a dos exvigiladores.

«Nunca tuve una discusión con María Marta. Nunca tuve un diálogo, no la conocía», dijo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 4 de San Isidro que lo juzga por «robo y homicidio agravado criminis causa».

Pachelo se refirió a la muerte de sus dos padres, ambas causas cerradas por la Justicia como suicidios. Algunos testigos sembraron dudas sobre la posible relación del imputado con ellas.

«Por la muerte de mi padre, se llamó a la policía, vino a las dos horas que lo encontramos, vino el fiscal, vinieron los peritos, se tomaron todas las pruebas y la investigación se hizo como corresponde», afirmó.

«Estaba yo, la mujer de mi padre y mi padrino, el hermano de mi padre. Llamamos a la policía cuando mi papá se mató. No impedimos que se llame a la policía, ni pusimos en la partida de defunción que murió en La Cumbrecita de Córdoba, no escondimos el arma. Lo mismo hicimos con mi madre», dijo.

«Acá se sienta gente a decir barbaridades pero ninguno dice ‘yo lo presencié, yo fui testigo'», agregó el imputado.

Se negó a contestar preguntas tanto de la fiscalía como de los abogados de los particulares damnificados.

Negó haber secuestrado al perro labrador «Tom» que María Marta y Carrascosa tenían como mascota, por el que se les hizo un pedido de rescate que no pagaron y que nunca pudieron recuperar.

Al referirse a la tosquera que heredó de su padre, Pachelo sorprendió cuando contó que uno de los vecinos que más problemas tenía con ella era «Fernando de la Rúa», por la quinta donde el fallecido expresidente vivía, en Villa Rosa.