Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 16 de octubre, 2021
Policiales

Motochorro muerto. Quiso robar y recibió un navajazo en el abdomen.

Cuando los delincuentes huían chocaron de frente con una camioneta.

Un hombre fue detenido por matar de una puñalada a uno de los presuntos ladrones que intentaron robarle el celular a un amigo suyo en Lomas del Mirador, partido de La Matanza.

Después de la indagatoria quedó en libertad pero sigue siendo investigado.

El acusado creyó que el sospechoso fallecido estaba armado.

Esto todavía no fue determinado por los investigadores.

La policía acudió al cruce de Yrigoyen y Necochea alertada por un accidente de tránsito.

Los efectivos vieron que allí había una moto Yamaha 125cc que había impactado contra una camioneta Peugeot Partner conducida por una mujer.

Junto a la moto fue encontrado un joven inmóvil, el que viajaba con él había huido a pie tras el impacto.

Cuando los médicos determinaron que el joven estaba muerto y que presentaba una herida corto punzante en el abdomen, que no era compatible con el choque.

Una mujer que dijo ser la madre del muerto, quien lo identificó como Leandro Maldonado (21).

Según sospechan los investigadores Maldonado y el joven que escapó tras el choque habían intentado poco antes robar el celular a un hombre en cruce de Costa y Avellaneda, de Lomas del Mirador.

En esas circunstancias, se inició una lucha cuerpo a cuerpo entre los ladrones, hasta que apareció un amigo de éste que se sumó a la pelea para defenderlo.

Uno de los delincuentes realizó un ademán de extraer un arma, por lo que el amigo del hombre lo apuñaló con una navaja.

Los sospechosos se escaparon y a los pocos metros chocaron con la Partner, momento en que Maldonado quedó muerto.

Por el hecho fue detenido el sindicado autor de la puñalada, quien e fue indagado por el fiscal Duplaá como acusado de «homicidio en exceso de la legítima defensa de terceros».

Lo que se discutirá en un futuro juicio es la evitabilidad o inevitabilidad del error de apreciación de la situación de peligro, porque los ladrones no tenían armas o al menos ningún testigo al momento vio armas.