Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 19 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Policiales

«Papi entraron a robar y me dispararon. Llamá a la policía». Grave herida en el cráneo. Está en terapia intensiva.

2 tiros con un arma calibre 32. Los 2 delincuentes escaparon en moto.

Una mujer hablaba por teléfono con su padre cuando dos ladrones la asaltaron en su local y la balearon en la cabeza. Su papá, del otro lado escuchó: “Papi, entraron a robar y me dispararon”.

El hecho ocurrió en la ciudad de Oberá, en Misiones, y la víctima fue identificada como Gladis Beatriz Gómez, de 39 años. Actualmente se encuentra internada en terapia intensiva, mientras que los delincuentes son buscados por la Policía.

Me atendió y me dijo que había cerrado un ratito el negocio porque los perros se escaparon y tuvo que buscarlos. Me dijo que ya los había atado y que estaba abriendo de vuelta. En eso escuché como si cayera una chapa. Entonces, ella me dijo: ‘Papi, entraron a robar y me dispararon. Llamá a la Policía», relató Roberto Gómez, padre de Gladis, al medio local El Territorio.

Un testigo del hecho contó a los efectivos que dos hombres armados entraron al local y le solicitaron dinero a la mujer. Luego le dispararon a corta distancia y huyeron en una moto. Cuando se acercó a ver a la víctima, ella todavía estaba consciente y le comentó que «no los conocía le pidieron la plata y cuando se dio vuelta para darles le tiraron”.

Tras el ataque, Gladis fue internada en el Hospital Samic, en una sala de terapia intensiva. Uno de los médicos que la atendió, informó: “Tiene una herida en el cráneo por proyectil de arma de fuego y el pronóstico es muy complicado».

Por ahora, se conoce que los asaltantes realizaron dos dispararos con un arma de calibre 32.

La investigación está a cago de la Unidad Regional II, que solicitó las grabaciones de las cámaras de seguridad para lograr identificar a los responsables del caso.

SEGUIR LEYENDO.